Bienvenida

Entras en un taller de poesía donde no hallarás ningún maestro; tan sólo un alumno con vocación de no dejar nunca de ser alumno.

26 nov. 2010

Acantilados cantábricos









Queriendo seducirla, el Mar
lamía las cavernas de la Tierra
con ofrendas de espuma y caracolas.
Pero Ella estaba ya preñada de flores,
prados verdes y frescos maizales.
  
Suave era el soplo del Viento, aliviando
la pasión de estos amantes:
sólo quería limitarse a ser
un fiel encubridor de sus secretos.
  
Cálido y paciente, el Sol,
sus pinceles de luz entre las nubes
decidiendo el matiz de los colores.
  
Sol, Tierra, Mar y Viento.
  
Hay un hombre que pesca,
dos niños lanzan piedras.
Y un barco busca rumbo allá, a lo lejos.
 
Tanta es la belleza que, un caminante,
cualquiera que contemple en solitario,
se sentirá, de forma inevitable,
tremendamente solo, deseando
tener a quien amar entre sus brazos.
  
--------------------------------------------------------------
Imágenes (fuentes):
   "Primer acantilado"      >  Google  >  http://www.panoramio.com/
   "Segundo acantilado"  >  Google  >  jarrio.blogia.com
  

No hay comentarios: