Bienvenida

Entras en un taller de poesía donde no hallarás ningún maestro; tan sólo un alumno con vocación de no dejar nunca de ser alumno.

30 may. 2012

Entre amigos


No puedo
llorar
por ti
  
Simplemente: no puedo
  
Me agota
  
Pero dame tu mano,
levántate
                    sal
de tu tiniebla
   
Y camina !
  
Y ayúdame
cuando yo caiga
   
   
(Ojos grandes se abren,
y  la primera palabra
cabal

Amanece)
   

14 comentarios:

Laura dijo...

Buen poema Luis. Me encanta ese final entre paréntesis, con la palabra Amanece. Tus versos son como las confesiones entre amigos en las noches oscuras.

Un abrazo

Albada dijo...

Bello, simple y vivo.
(Coleando)

Un abrazo.

Sara Lew dijo...

Es mejor tender una mano que llorar, ayudar que ser ayudado...
"Amanece", esa es nuestra esperanza diaria, nuestra única gran certeza.

Un abrazo.

Josfin M P dijo...

Un dar la mano y esperar que te la den,
No se puede pedir mas.
Llorando o riendo es lo de menos.
Amanecer va mas allá de las palabras, unos momentos mágicos diarios.

GuillerCastillo dijo...

La primera palabra es Amanece porque el poema sabe abrir nuestros corazones.

Abrazo colombiano y con mucho calor.

Simplementeyo dijo...

Lo mas esperanzador es cuando dices "Amanece" No se puede querer tanto que luego agota:)

Precioso, como siempre.

Besitos y sonrisas agotadoras :-)

Soledad dijo...

Correspondiendo a tu visita, llego aquí y me llevo una grata sorpresa. Me gusta el blog, mucho; con tu permiso, volveré.

Maria Emilia Moreira dijo...

Uma grande sensibilidade poética. Gostei do que li.
Maria Emília

Ly Rubio dijo...

Amanece, un nuevo deseo de bienestar con la salida del sol, saludos :)

Vanadis dijo...

Recuerda que siempre 'amanece' y que la ayuda y el consuelo puede venir de múltiples formas, pero siempre mejor ofrecida sin ser de antemano pedida. Se puede ayudar también compartiendo lágrimas hasta eso es beneficioso en ocasiones. Un besito.

lichazul...elisa dijo...

quien cuenta con un amigo tiene un tesoro vivo

un abrazo

Cormorán dijo...

¡Fuerza y valor!
Si Luis, te noto fuerte, y aunque las fuerzas parezcan rehuirnos, no debemos olvidar que siguen dentro de nosotros, esperando esa señal para retomar la lucha, para seguir adelante. Esa mano tuya que tira de nosotros para ver, un día más, otro amanecer, con la esperanza que este sea diferente, más luminoso, más sincero.
Un abrazo amigo.

ecos de ubeda dijo...

esta interesante cada renglon

Montesinadas dijo...

Hola Luis, cosas de internet y círculos comunes que me han hecho llegar a ésta, tu casa y por aquí me quedo.
Un abrazos te persigo.
Invitada quedas a mi blog y quédate por allí si algo ves que te guste.

http://montesinadas.blogspot.com.es/