Bienvenida

Entras en un taller de poesía donde no hallarás ningún maestro; tan sólo un alumno con vocación de no dejar nunca de ser alumno.

29 ene. 2012

Jasminum meznyi


   
    
nombre en botánica:   jasminum meznyi,
nombre común:  jazmín amarillo,  jazmín de invierno
   
  
  
  
  
  
Los árboles, desnudos, no evitaban la envidia:
  
El jazmín amarillo, su delicada flor
brota junto a mi casa, bajo heladas extremas
cuando ya entra el invierno.
  
¡Qué intenso el amarillo, bajo el frío y la niebla
tan delicada flor!
  
Y yo me hago preguntas mirando al firmamento
sin obtener respuesta:
                                             ¡sentirse tan pequeño...!
   
… y volver la mirada
al jazmín amarillo
       -su delicada flor.
  

18 comentarios:

Luis Nieto del Valle dijo...

Gracias por tu acogida a "Blues...", la entrada anterior, a pesar de su pesado cuerpo, cuyo texto he retocado varias veces manteniendo la misma estructura (más adelante propondré una votación entre esa primera versión y otra generada a partir de una severa poda).
De momento, para cambiar, te ofrezco algo de más ligera digestión. Con un abrazo, por supuesto.

Simplementeyo dijo...

Me tienes que invitar a tu casa para ver ese jazmín amarillo jeje.
Precioso poema.

Besitos y sonrisas amarillas :-)

ALBORADA dijo...

Cierto que ante la inmensidad de la madre naturaleza nos sentimos pequeñines, y es que siempre digo que basta con mirar por la ventana un amanecer para darse cuenta lo hermosa que es la vida.

Bella entrada, preciosa flor.

LLega su aroma.

P.D: He estado algo ausente, pero regreso lentamente.

Saludos y una linda semana, Luis.

Lesly León dijo...

Que delicadeza presentas, eres como tacto de primavera al escribir,dices;¡Qué intenso el amarillo
bajo el frío y la niebla,
tan delicada flor!.
Y yo te digo; ¡¡Qué intensa tu expresión para tan delicada flor, un jazmín amarillo, jazmín de invierno.
Un placer navegar en tus letras.
Un abrazo Luis, desde mi corazón.
Lesly León.

ecos de ubeda dijo...

esta bonito es mirar las pequeñas cosas que en si son las mas importantes me ha gustado por que yo ahora doy tristezas y solo las pequeñas cosas me llenan

Humberto Dib dijo...

Un poema corto, pero intenso, Luis, no recuerdo si vi esa variedad de jazmín, pero estaré muy atento.
Me dejas pensando, desde mi jungla de cemento, la única flor que veo crecer es la de los edificios feos de la ciudad.
Un abrazo.
HD

Lapislazuli dijo...

No conocia los jazmines amarillos, bello poema
Un abrazo

fus dijo...

En casa tenemos varios jazmines amarillos de invierno y es verdad que esa flor que parece delicada es muy fuerte ante las inclemencias el tiempo. Sigo diciendo que eres todo un artista.

un fuerte abrazo

fus

PiliMªPILAR dijo...

Tan tenue como fragante,
tan delicada razón
de admirar en tus jazmines
color gualdo, y el perfume
que se instila...
Cómo negarse a tomar de encargo un ramillete hecho flor.
Esta versión, Luis, perfecta. No sé la otra...
Abrazos

Elen Lackner dijo...

Hola Luis, precioso poema, delicado e insuperable. Escribes muy bien, leerte es un momento muy agradable. Beso. Elen Lackner

Albada dijo...

Cuando las pequeñas cosas se miran detenidamente y con la mirada dulce...cómo hablan las pequeñas cosas, las pequeñas flores, las pequeñas reseñas de tinta y emoción.
Un abrazo

MuAC dijo...

Si sigues por este camino harás poesía zen.Yo le dije esto a una persona con un poemilla, ahora te lo digo a ti:
No seas pintura.
Sé jazmín.
Eres jazmín.

MuAC

Montserrat dijo...

UN LINDISIMO POEMA , GRACIAS POR DEJANO DIFRUTAR DE EL , FELIZ DIA

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Me ha encantado tu poema el jazmín, es una preciosidad, a parte que es uno de los arbustos preferidos desde niña.
No dispongo de mucho tiempo, mi querido Luis, ando con dificultades.
Pero te agradezco los correos, aun que ya ves...no te los puedo contestar. Aquí , te lo agradezco
Con ternura
Sor.Cecilia

Francisco Rodríguez Tejedor dijo...

Como buen poeta, amigo Luis, buscas en los espejos
que nos rodean la imagen de uno mismo. Todo está hecho para mirarlo, admirarlo y conocernos, efectivamente. Y el jazmín amarillo te lo agradecerá, sin duda, porque una mirada nuestra, es una cucharada menos en el tarro de la tristeza de desaparecer. Un abrazo.

MEN dijo...

No conozco esa flor peroha de ser teriblemente fuerte para soportar las terribles heladas de estas tierras. No pense que en invierno pudiera crecer una flor tan especial... Deveriamos aprender de ella. Un poema delicado. Un bessito

MEN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vanadis dijo...

Mejor esta versión que la inicial, alcanza más la imagen de belleza y fragilidad en contraste con la rudeza de las circunstancias envolventes. La belleza, como ya se ha dicho en numerosas ocasiones, reside en los ojos de quien sabe mirarla y apreciarla.
No dejes de observar lo que te rodea ni de sentir y compartir lo que sientes al verlo. Un saludo.