Bienvenida

Entras en un taller de poesía donde no hallarás ningún maestro; tan sólo un alumno con vocación de no dejar nunca de ser alumno.

23 nov. 2011

Alucinaciones ante una piedra












No se pide comprensión para la piedra.
La piedra es como es. La piedra existe.
     
Alguien siente la belleza de una piedra:
su forma, sus colores, su textura...
el alma de la piedra.
    
Alguien siente más allá de su dureza:
quizá su suavidad; o que su forma invita
a descansar sobre ella.
    
Alguien aprecia su rugosidad o su aspereza; y recibe
el amor de la piedra, cuando con ella muele
los granos cosechados. Entonces, su alegría
sigue el camino de la paz y de la harina.
     
Alguien lleva a la piedra a construir una casa en un claro del bosque;
o una sólida cerca, o un puente necesario.
Alguien lleva a la piedra a ser guía, faro, señal en el camino.
O talla una oquedad para recoger del manantial
agua que sacie la sed de su rebaño.
  
Alguien lanza una piedra, dibuja en el aire una parábola para crear
ondas en la superficie de un lago.
Y alguien, puede ser lago.
  
La piedra nunca es espejismo: la piedra existe.
Dónde, la piedra, entre materia, luz y agua,
entre la vida?
  
Alguien puede ser útil para muchos cometidos
o para muchos Alguien, así como la piedra:
ser dual Alguien-Alguien y Alguien-Piedra
y sin embargo…
  
                              el esputo del caminante, sobre la piedra;
el orín del cazador y del perro del cazador, sobre la piedra.
La piedra en soledad, tan sólo mitigada
por anónimos duendes.
    
Pero la piedra no pedirá ser comprendida ni ensalzada: es materia
ES
      la piedra existe
                                 y existirá la piedra.
     
La piedra... podría ser alguien cuyas manos ofrecen
sensibilidad y un cronómetro a cero.
     
La piedra… podría ser una mujer, y sobre ella
nadie se ha propuesto edificar ninguna iglesia.
    

29 comentarios:

ArteDeAmar dijo...

Sin comentar algunos corazones que son de piedras ;-)
Alguna vez me dediqué a juntar piedras de distintas formas y es increible la cantidad que encontré, todas distintas, todas hermosas.
Original tu poema, me ha gustado.
Besitos de Arte.

MJ dijo...

Nunca pensé que una piedra daría tanto juego. Un juego literario precioso, por cierto.
Te felicito, Luis.

Un abrazo.

Simplementeyo dijo...

Siempre me observado las piedras en el camino me gustan sus formas, son irregulares como las personas y no existen dos iguales, unas tienes mas corazón que otras y unas son mas duras que otras también. ¿No será que forman parte de los humanos?

Me ha parecido exquisito tu forma de hablarnos de algo tan simple como una piedra.¿ Me dejas ser una de tus piedras en el camino?

Besines y sonrisas blandas:-)

Laura dijo...

Hola Luis. Pues rindo cortesía ante tus piedras, porque quien te escribe es una << enamorada de las mismas >> : aficionada a ellas, las recolecto por vicio, y cuando tienen huellas del pasado ... ¡salto de alegría al verlas!!.

Comprenderás que no soy objetiva con tu poema, porque soy de las que las aman y de las que escribirían ahora mismo una oda a todas ellas.

Precioso, de verdad. Y tu final : cierra muy bien el ciclo que describes.

Un beso des -
demispalabrasylasvuestras.

Neuriwoman dijo...

Bello viaje por la esencia de una piedra y te lo digo como mujer que una vez fue piedra o quizas solo sintio que podría serlo. Te invito a leerlo en:

http://www.neuriwoman.com/2011/11/suenos-de-un-edema-cerebral.html

Gracias por tu visita y comentarios.

Saludos.

Rosa.E dijo...

Luis es un placer conocerte, gracias por tus amables comentarios en Mensajes para el alma y darme a conocer tu blog, impregnado de impecables escritos: Interesante prosa, las piedras las hay de muchas formas y tamaños y puede ser utilizada de diferente manera: El distraido tropieza con ella, El violento la utiliza como arma, El emprendedor construye con ella, El campesino la utiliza como asiento, El escultor le da las más bellas formas.

Seguiré leyendote

Albada dijo...

Las piedras no necesitan ser comprendidas, ni valoradas, ni sentirse lisonjeadas o ninguneadas. Están y son.
En el camino de la montaña tienen su primera razón de ser y estar.
En la playa, cada una de las piedras tiene su historia y su razón de ser y su destino de estar.
Cada una. Todas. Algunas o ninguna... nos hablan.
Un abrazo

María dijo...

Parece mentira que una piedra pueda inspirar tan bonito como lo has hecho tú, que has fluido con tus letras haciendo que la piedra tenga vida.

Un beso.

40añera dijo...

A mi me gustan las piedras, me encanta escuchar su historia porque no hay piedra muda sino sordos que no las oyen
Un saludo

anuar bolaños dijo...

Lo sé,
debo insistir
en la narración de los sucesos,
la poesía cotidiana,
la filosofía que consume,
tomar un poema y exprimirlo,
remover las espinas,
y en un gesto maestro,
comprimir sus atributos,
exaltar el matiz de la pesadumbre.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Un texto muy bueno,yo te diré que tengo piedras de distinta procedencia me gustan,un placer leerte,un abrazo.J.R.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Luis, por tus palabras, siempre tan cálidas.
Tu blog tiene una inusual altura literaria: un remanso de paz y de sensibilidad.
Un gran abrazo.

Ángel-Isidro dijo...

Amigo Luis, A la piedra le has sacado
o mejor dicho casi todo lo que puede dar desi, has revelado todas sus
aprovechamientos y utilidades, con una sencillez sabia y admirable,
siempre en el esquema de tu belleza
literaria.
Un fuerte abrazo
Ángel-Isidro.

http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

ecos de ubeda dijo...

me ha encantado primero su calidad y despues ese arte de sacarle miles de cosas a una sencilla piedra parte de ella es la tierra y nosotros nos basamos en su forma como tu despliegas aparte de su abrigo edificando en cientos de cosas y hasta ilusiones por que no , mira que si uno o una espero al amor primero o etc sentado en una amplia piedra , que se dirian etc esta muy bueno

H A R R Y G O A Z dijo...

Have a SUPER weekend, Luis !

Juglar dijo...

Me gustan las piedras, la fuerza y energía que desprenden, la memoria que esconden en su interior.
¡Has exprimido al máximo estas alucinaciones!
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Para mi las piedras son ser "no vivas" eran sol,o piedras, despues de leerte ha cambiado de parecer. Muy bueno. Un ABRAZO

Mina dijo...

Un elemento que pasa desapercibido, pero que tiene tantas propiedades, tantos usos y hoy, una maravillosa inspiración, muy bello.

Besos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenos días Luis, brillantes son sus letras, pero sí, existe ese Alguien para hablar con propiedad de la piedra y más allá de ella , y es el poeta.
Más sí tengo que decirle, que sobre una mujer se edificó una Iglesia, esa mujer fue la Virgen María, de ella nació la cabeza de la Iglesia Cristo, sin ella, no existiría la Iglesia, Dios hubiera tenido que hacer otra manera la Palabra que se hizo carne.
Le agradezco muy de veras su vista y comentario, sí, para mi la amistad verdadera se prolonga más allá de la muerte.
Le dejo un beso con ternura
Sor.Cecilia

María dijo...

Hola Luis,
tu escrito me ha hecho evocar la variedad de personalidades que existen en el mundo y las distintas posibilidades que tenemos de labrar nuestro camino, aunque las opciones que tengamos delante sean las mismas para todos.
Un abrazo :)

Garla Kat dijo...

No sé porque pero juraría que hablaba de almas y no de piedras. Siempre encuentra uno en sus letras un remanso de buena literatura.

Ευτυχία dijo...

Estimado Luis! Tiene usted un talento que no se doble hasta las piedras y lo que su hermoso poema! Un abrazo!

juanxxi dijo...

Tu texto da gusto leerlo porque tienes la habilidad de expresar lo que guarda nuestro incosciente... me recordaste un texto que leí el otro día y lo busqué para compartirlo. Es de Calvino, dice:

Marco Polo describe un puente, piedra por piedra.
—¿Pero cuál es la piedra que sostiene el puente? — pregunta Kublai Kan.
—El puente no está sostenido por esta piedra o por aquélla — responde Marco—, sino
por la línea del arco que ellas forman.
Kublai permanece silencioso, reflexionando. Después añade:
—¿Por qué me hablas de las piedras? Es sólo el arco lo que me importa.
Polo responde:
—Sin piedras no hay arco.

fus dijo...

Ves como tengo razòn ,haces hablar hasta las piedras, eso solo lo hacen los grandes.

un fuerte abrazo

fus

Vanadis dijo...

Por otras consideraciones de índole personal me he detenido y releido la estrofa de "la piedra que recibe el orín del perro del cazador", menos mal que por lo menos hay unos duendes que entienden esa soledad; pero me gustaría ser piedra... "sensible" con un "cronómetro a cero" en mi mano. Sabría perfectamente dónde colocar el inicio, dónde colocar la 'primera piedra' y sobre todo, podría eliminar las piedras del camino de algunas personas, dejando sólo algunas chiquitas para obligarles a mirar al suelo de vez en cuando...
Perdona, no me quería haber extendido tanto, pero el tema era 'duro' y me lo sugirió. Un besito.

Manuel Ariza Canales dijo...

Eterna contempladora del devenir de la vida... Y, sin embargo, nunca contempla dos veces el mismo cielo.
¡Feliz 2012!

Isabel Expósito dijo...

No son alucinaciones, Luis. Nada hay más contundente que una piedra. Las reales y las metafóricas. Alucinada sí que estoy yo al ver desgranada en tu poema toda la belleza contenida en esas piedras tuyas, que ahora son también mías. Un abrazo, amigo poeta

Odair Ribeiro dijo...

"Pero la piedra no pedirá ser comprendida ni ensalzada: es materia
ES
la piedra existe
y existirá la piedra."

Muito bom mesmo!

abraço, volto!

Elen Lackner dijo...

Hola Luis... hermoso escribes.. saludos..Elen