Bienvenida

Entras en un taller de poesía donde no hallarás ningún maestro; tan sólo un alumno con vocación de no dejar nunca de ser alumno.

22 abr. 2011

Semana Santa en León - 2011

Sí salió la de El Perdón,
pero no la de El Silencio;
tampoco la de El Encuentro:
¡tanta lluvia nos dio Dios!
   
Muchos papones lloraban,  (1)
quizá no por su fervor,
sino, en tanta tradición,
largas horas dedicadas.
   
Yo vi, en madera, a la Virgen:
gesto de dolor sereno,
serenamente esperaba
y, ante tanto desconsuelo,
la Virgen también lloraba.
    
Jueves entero lloviendo,
y el viernes, amaneciendo,
pronto abrieron ciertos bares:
antes, churros y mistela,
la esperanza no ese empeña;
después se repondrán fuerzas
con bacalao y empanada
(hoy sobrarán las hogazas).
   
Setenta años (más), Los Pasos
saliendo para su encuentro,
Viernes Santo en madrugada,
sobrecogedor silencio y
¡primera vez que fallaba!
La humedad hiere a las tallas:
¡tanta lluvia es un tormento!
   
Después de esperar con pena,
hasta la deseperación,
se fueron en retirada
y, quizá, al Cristo rogaban
sol para La Resurrección.
   
Barrio Húmedo en León,
casas y piedras mojadas.
Por sus calles... campanadas:
ángel de la Catedral
que tañe mi corazón.
   
(1) Papones: en León, denominan así a los cofrades vestidos con la túnica para la procesión
  

5 comentarios:

MJ dijo...

No me digas que eres de León, Luis ¿sí?
Pocas procesiones han podido salir esta Semana Santa. No ha parado de llover en toda la península.
¡Qué bien lo has plasmado!

Un abrazo.

Luis Nieto -(Papelylápiz) dijo...

Hola, MJ, siempre digo que resido en el "Norte de la Meseta Norte" (cerca de León), aunque mi país es el Mundo.
Lo de la Semana Santa, es verdad, ¡qué lata!, ¡para una vez que se me ocurre ir a ver una famosísima procesión madrugando el viernes!. Lo demás, eso que cuento. Pero me apunté al resto de la "liturgia" ¿eh? ;-)

Cormorán dijo...

No se si es una apreciación mia, pero me parece que conforme la iglesia pierde adeptos, cada año llueve más. No obstante sigue siendo noticia de la TV pública con programas y retransmisiones en directo de ciertos eventos religiosos. Algo que no deja de sorprenderme, a pesar de los pesares, puesto que se supone somos estado laico, no?
Con la iglesia hemos topado!
Un saludo Luis

Luis Nieto -(Papelylápiz) dijo...

Hola, Cormorán. Comparto tu reflexión de que nuestro Estado se define "laico" pero sigue con prebendas con la secta católica, incluso discriminando a otras sectas cristianas; no digamos ya respecto a otras religiones.
A nivel local, con el tema de las procesiones que se tocaba aquí, pues ni te digo: no hay ninguna otra celebración pública que paralice a todos el tráfico durante tantos días.
Como 'espectador' de la vida (no partícipe, en este caso), merece la pena "acercarse" a conocer desde dentro estos acontecimientos tan arraigados en la vida popular, sobre todo cuando conoces cofrades muy variopintos en ideas, lo cual me hace pensar que los ancestrales ritos paganos (fagocitados luego por las fiestas católicas) aún afloran por encima del sentir religioso.

veintiuno dijo...

Estoy de acuerdo, Luis. Las procesiones en España en general y en zonas determinadas en particular, están arraigadas mucho más allá de la representación religiosa que pretenden. Se han convertido en actos sociales que han calado en todos los sectores. Unas veces por motivos económicos y turísticos, otras por su tradición educativa, todos los años están ahí para marcar un paso ineludible en nuestras vidas.